Así nacimos

El 28 de marzo de 1990, un pequeño grupo de hombres y mujeres, nos reunimos para empezar el proceso de fundación de una organización social necesaria para la provincia de Guanacaste.

Ya en 1989, Suray Carrillo Guevara y Wilman Matarrita habían empezado a hacer los primeros contactos con gente de la provincia, principalmente de Nicoya.
Ese trabajo de promoción lo realizaban Suray y Wilman, para ello viajaban desde Barva de Heredia los fines de semana, pues para esa fecha del año 90 vivían por allá, por cuestiones de trabajo. Luego de hablar y tratar de convencer a gente, al primer encuentro, ese del 28 de marzo asistieron las siguientes personas:
– María Félix Juárez, maestra, vecina de Pueblo Viejo de Nicoya.
– María Li, maestra, vecina de La Mansión de Nicoya.
– Suray Carrillo, promotora social en ese tiempo y trabajaba en DINADECO.
– Consuelo Cambronero, lidereza comunal, vecina de San Martín de Nicoya.
– Modesto Ruiz, dirigente comunal, vecino de San Martín de Nicoya.
– Wilmar Matarrita, dirigente comunal.

-Wilberth Salazar, pastor evangélico de la comunidad de San Martín de Nicoya.
El grupo que inició, en realidad era pequeño. Trabajaron durante los años de 1990 y 1991 en el trabajo de promoción, elaboración de estatutos y establecimiento de los ejes de trabajo. Por lo menos se reunían una vez al mes, casi siempre en la casa de Consuelo y Modesto, que vivían en el antiguo salón – local construido por los militantes del Partido Vanguardia Popular, en San Martín de Nicoya. Ese local, luego lo perdió Consuelo y pasó a ser de la Asociación de Desarrollo de San Martín, hoy está en total abandono.
El trabajo realizaron durante los años de 1990 y el 1991, era principalmente de visita a comunidades para conversar sobre sus problemas y ver cómo se mejoraba su organización.
A finales de 1991, una organización mundial llamada Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ), organizó un concurso que consistía en elaborar un ensayo sobre situaciones de comunidades en el marco de los 500 años de la conquista de América. Dicho concurso llevaba como título: ¿500 años de qué?
Suray y Wilman participaron con un ensayo, que llamaron RESISTENCIA CULTURAL DE COMUNIDADES DEL BAJO TEMPISQUE DE NICOYA. En ese documento recogían mucha de la lucha diaria de las familias de esas comunidades para sobrevivir, a partir de una forma de vida que habían construido luego de la colonia y que luchaban por conservarla. Los elementos dominantes de esa cultura era y hay que ver luego de 30 años, cuánto de eso queda:
– La producción familiar. Pequeña ganadería y agricultura de subsistencia.
– Una buena distribución de la tierra, principalmente pequeñas fincas y con la presencia de muy pocos terratenientes.
– Mucho trabajo comunitario, para hacerse de la poca infraestructura que tienen.

Al ganar ese concurso, ganaron el premio, que consistió en una suma de casi dos millones de Colones. Al recibir el premio, la decisión estaba tomada por la familia, con esa plata montarían la base para fundar la organización y tener fondos para operar los primeros años. También decidieron regresarse a Nicoya. Suray solicitó traslado para la oficina de DINADECO en Nicoya, y Wilman a montar todo el proceso organizativo de la organización.
Se pusieron a trabajar y a convocar, y el 31 de marzo de 1992, se realizó la “constitución legal” de FEDEAGUA. En ese acto “constitutivo legal” bajo la modalidad de FUNDACIÓN. Wilman Matarrita, fue elegido como el primer presidente, y desde allí arranca la historia de FEDEAGUA.

Desde su nacimiento se marcó la cancha de las grandes líneas y principios de trabajo, en esencia se conservan hasta la fecha:

PRIMERO: Que seriamos una organización de PRINCIPIOS CRISTIANOS, basados en la solidaridad y el trabajo de organización de los más pobres;

SEGUNDO: Trabajaríamos el respeto al ambiente, por lo que todo proyecto debe estar enmarcado en esa premisa. Por ejemplo, el desarrollo agropecuario que se impulsaría, sería bajo la perspectiva de la AGROECOLOGIA. De la misma manera, otro principio en esta línea es el CUIDO A LOS BIENES COMUNES, como el agua, humedales, la tierra misma, los cerros, y las semillas criollas.

TERCERO: Trabajamos la MOVILIZACION DE LA GENTE, como herramienta de transformación, o sea nosotros no luchamos por la gente, colaboramos y acompañamos sus procesos, es la gente la que lucha.

Estos principios definidos por nuestros fundadores, en esencia se conservan. Principios que por años han incomodado a políticos y a gente de poder, pero nunca se han abandonado.

Estas líneas, marcan el nacimiento de esta importante organización.